Seleccione una
Ubicación

Shire Global

TDAH: Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

 Aunque normalmente los síntomas aparecen en la infancia, el TDAH con frecuencia persiste en la adolescencia y en la vida adulta¹. La prevalencia global agrupada del TDAH se estima que es del 5,3%4, siendo más frecuente en varones que en mujeres. En aproximadamente el 60–85% de los niños con TDAH, los síntomas perduran en la adolescencia53. En adultos la prevalencia está estimada en un 4,4%43

TDAH: síntomas1

Los síntomas nucleares del TDAH son la falta de atención, hiperactividad e impulsividad.

Falta de atención:

  • Las personas con TDAH son incapaces de filtrar los estímulos no deseados
  •  La falta de atención se describe como que al sujeto le distraen con facilidad las actividades circundantes, haciéndole difícil concentrarse en la tarea que tiene entre manos

Hiperactividad:

  • Los niños presentan una actividad motora excesiva, no sentándose y no estando quietos ni un momento o botando y dando saltos constantemente
  •  Los adultos pueden presentar una sensación continua de inquietud
  •  A los adultos les puede seguir costando permanecer sentados durante períodos prolongados o están cómodos en las situaciones de mucha actividad

Impulsividad:

  • Reaccionar antes de pensar
  •  Soltar contestaciones antes de saber las preguntas completas o de forma inadecuada
  •  Interrumpir las conversaciones o hablar fuera de lugar
  •  Tomar decisiones precipitadas o apresuradas

Muchos de los síntomas del TDAH, especialmente la hiperactividad motora, irán disminuyendo a lo largo de la adolescencia hasta llegar a la edad adulta1,3 . Sin embargo, algunas personas pueden seguir presentando toda una serie de síntomas del TDAH hasta la madurez1,3

En la adolescencia tardía y la vida adulta de las personas con TDAH, la gama de posibles deterioros puede llegar a producir:4

  • Escaso rendimiento educativo y laboral
  •  Conducción peligrosa
  •  Dificultad para realizar las actividades diarias
  •  Dificultad para hacer amigos y mantenerlos
  •  Problemas con las relaciones íntimas
  •  Dificultad para encontrar atención infantil
  •  Problemas emocionales y sociales
  •  Uso indebido de sustancias y delincuencia

TDAH: diagnóstico1

Conforme al manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales en su edición IV versión revisada, los criterios para el diagnóstico del TDAH se clasifican en:

Criterios de déficit de atención:

  • A menudo no presta atención suficiente a los detalles o incurre en errores por descuido en las tareas escolares, en el trabajo o en otras actividades.
  •  A menudo tiene dificultades para mantener la atención en tareas o en actividades lúdicas.
  •  A menudo parece no escuchar cuando se le habla directamente.
  •  A menudo no sigue instrucciones y no finaliza tareas escolares, encargos u obligaciones en el lugar de trabajo.
  •  A menudo tiene dificultad para organizar tareas y actividades.
  •  A menudo evita, le disgustan las tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido.
  •  A menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades.
  •  A menudo se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.
  •  A menudo es descuidado en las actividades diarias.

Criterios de hiperactividad / impulsividad:

  • A menudo mueve en exceso manos y pies o se remueve en su asiento.
  •  A menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado.
  •  A menudo corre o salta excesivamente en situaciones en las que es inapropiado hacerlo.
  •  A menudo tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
  •  A menudo está en marcha o parece que tenga un motor.
  •  A menudo habla excesivamente.
  •  A menudo precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas.
  •  A menudo tiene dificultades para guardar su turno.
  •  A menudo interrumpe o estorba a otros.

El diagnóstico, fundamentalmente clínico, requiere de una evaluación exhaustiva del paciente y su entorno y que los síntomas del TDAH (falta de atención, hiperactividad e impulsividad)1-6:

  • Estén presentes desde una edad temprana (antes de los 7 años)
  •  Persistan durante al menos 6 meses
  •  Afecten al menos a 2 ámbitos (casa, colegio y vida social) y
  •  Deterioren significativamente el rendimiento

TDAH: causas

Aunque no existe una evidencia científica clara sobre las causas del TDAH, en general suele aceptarse que factores genéticos, ambientales y neurobiológicos estarían implicados.

 

  • Factores genéticos: El TDAH es muy familiar y heredable7 .Los estudios de familias, adopciones y gemelos demuestran que a menudo se trata de un trastorno heredado que puede atribuirse a factores genéticos en un gran porcentaje de casos8-11.
  •  Factores ambientales: La exposición prenatal a entornos fetales adversos y las experiencias negativas perinatales aumentan el riesgo de TDAH en grado importante12. La exposición crónica a la nicotina durante el embarazo se ha asociado a una mayor incidencia de TDAH13. Los datos referentes a los efectos de la exposición al alcohol y el estrés materno están menos claros pero podrían ser importantes12
  •  Factores Neurobiológicos: Los estudios de imágenes funcionales identifican una amplia serie de anomalías de la actividad cerebral durante la realización de tareas14.La tomografía por emisión de positrones (PET) muestra que los pacientes con TDAH tienen niveles más bajos de transportadores de dopamina en el núcleo accumbens (el centro cerebral de la recompensa) frente a los sujetos de control14

Abordajes terapéuticos

Las diversas opciones terapéuticas para el tratamiento del TDAH, se pueden agrupar en tratamientos no farmacológicos y tratamientos farmacológicos.

Tratamientos no farmacológicos
Los tratamientos no farmacológicos incluyen la educación a las familias y cuidadores sobre el TDAH15, la utilización de la ‘modificación de conducta’16, y las intervenciones en el colegio17.

Tratamientos farmacológicos
Hay dos categorías amplias de medicamentos para el TDAH: estimulantes y no estimulantes18. El tratamiento deberá ser siempre individualizado para cada paciente y familia.

La evidencia científica demuestra que los abordajes terapéuticos que combinan el tratamiento farmacológico y el tratamiento no farmacológico (terapia conductual intensiva) son significativamente más eficaces que el tratamiento no farmacológico por sí solo19,20.

Hable con su médico para obtener más información sobre los diferentes tratamientos disponibles para el TDAH.

TDAH

Tú decides ahora – Conoce la historia de niños como Pablo

Our Stance

Shire's Stance on Misuse, Abuse, and Diversion of Prescription ADHD Medicines

The Coalition to Prevent ADHD Medication Misuse (CPAMM)


REFERENCIAS

  1. American Psychiatric Association. Attention deficit and disruptive behavior disorders: attention-deficit/hiperactividad disorder. In: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition, Text Revision (DSM-IV-TR). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing Inc, 2004; 85–93.
  2. Polanczyk G et al. The worldwide prevalencia del TDAH: a systematic review and metaregression analysis. Am J Psychiatry 2007; 164(6): 942–948.
  3. Pliszka S; AACAP Work Group on Quality Issues. Practice parameter for the assessment and treatment of children and adolescents with attention-deficit/hiperactividad disorder. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 2007; 46(7): 894–921.
  4. Kessler RC et al. The prevalence and correlates of adult TDAH in the United States: results from the National Comorbidity Survey Replication. Am J Psychiatry 2006; 163(4): 716–723.
  5. National Institute for Health and Clinical Excellence. Attention Deficit Hyperactivity Disorder: Diagnosis and Management of ADHD in Children, Young People and Adults. Clinical Guideline 72. London: National Institute for Health and Clinical Excellence, 2008. Available online at: www.nice.org.uk [accessed July 2010].
  6. World Health Organization. The ICD-10 Classification of Mental and Behavioural Disorders 1993; 1: 1-263. 
  7. Sonuga-Barke E. Pathogenesis. In: Banaschewski T et al. ADHD and Hyperkinetic Disorder 2010; Oxford Psychiatry Library, Oxford University Press: p21.
  8. Biederman J, Faraone S, Keenan K et al.. Arch Gen Psychiatry 1992; 49: 728-738.
  9. Sprich S, Biederman J, Crawford MH et al.. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 2000; 39:1432-1437.
  10. Hudziak J, Derks E, Althoff R et al. Am J Psychiatry 2005; 162: 1614-1620.
  11. Larsson H, Lichtenstein P, Larsson JO et al. J Am Acad Child Adolesc Psychiatry 2006; 45: 973-981.
  12. Sonuga-Barke E. Pathogenesis. In: Banaschewski T et al. ADHD and Hyperkinetic Disorder 2010; Oxford Psychiatry Library, Oxford University Press: p21.
  13. Biederman J & Faraone SV. J Atten Disord 2002; 6 (Suppl 1): S7-S16.
  14. Sonuga-Barke E. Pathogenesis. In: Banaschewski T et al. ADHD and Hyperkinetic Disorder 2010; Oxford Psychiatry Library, Oxford University Press: p26.
  15. Taylor E et al. European clinical guidelines for hyperkinetic disorder: first upgrade. Eur Child Adolesc Psychiatry 2004; 13(Suppl 1): 17–30.
  16. Selikowitz M. Chapter 14: Behaviour modification. In: ADHD: The Facts (1st ed). Oxford: Oxford University Press, 2004; 163–171.
  17. Bogas SM. An integrative treatment model for children’s attentional and learning problems. Fam Syst Med 1993; 11: 385–396.
  18. Soutullo et al. Guia básica de Psicofarmacología del TDAH. Springer.2012
  19. Jensen PS et al. Findings from the NIMH Multimodal Treatment Study of ADHD (MTA): implications and applications for primary care providers. J Dev Behav Pediatr 2001; 22(1): 60–73
  20. MTA Cooperative Group. A 14-month randomized clinical trial of treatment strategies for attention-deficit/hyperactivity disorder. Arch Gen Psychiatry 1999; 56(12): 1073–1086.

Notificación sobre el uso de cookies

Este sitio usa cookies con la finalidad de proporcionarle un servicio más eficaz y personalizado. Si usa este sitio, debe aceptar nuestro uso de las cookies tal y como se establece en nuestro aviso sobre cookies. Lea nuestro aviso sobre cookies para obtener más información sobre las cookies que usamos y sobre cómo eliminar o bloquear el uso de cookies. MÁS INFORMACIÓN